Pullaro: “No tengo dudas que hubo un pacto con el delito”

PROVINCIA 16 de agosto de 2022 Por FM Panamericana
El diputado provincial estuvo recorriendo ayer la ExpoVenado 2022, donde dejó una serie de definiciones sobre el presente santafesino, con críticas y acusaciones contra la actual gestión del gobernador Omar Perotti.
pullaro-enrico-chiarella-640x360

El diputado provincial Maximiliano Pullaro, ya lanzado como precandidato a gobernador, estuvo recorriendo ayer la ExpoVenado 2022, donde dejó una serie de definiciones sobre el presente santafesino, con críticas y acusaciones contra la actual gestión del gobernador Omar Perotti.

Acompañado por el senador Lisandro Enrico y el intendente Leonel Chiarella, el referente radical ofreció una conferencia de prensa de la que también fueron partícipes la diputada Georgina Orciani, el funcionario municipal Santiago Meardi y la concejala Mariana Iturbide.

Si bien habló de la producción, gran parte de los conceptos estuvieron orientados hacia la problemática de la seguridad, con la particularidad de que Pullaro se cruzó durante la recorrida por la Sociedad Rural con el flamante exministro Jorge Lagna.

“Es un gusto estar una vez más en Venado, por lo que representa esta ciudad para la producción de Santa Fe y el país. Muestras de estas características reflejan lo mejor que tiene la Argentina que es la producción, el trabajo, la industria y el comercio, que vienen muy golpeados por parte del gobierno nacional”, expuso el diputado tras recorrer distintos stands y dialogar con expositores.

“Si los funcionarios nacionales vinieran a ver el potencial que tiene la producción en el interior de la Argentina pensarían las cosas dos veces antes de atacar al campo y la industria. Estamos convencidos que la salida es junto al campo y al empresariado para que el país crezca”, agregó.

Encuentro con Lagna

Pullaro, que ocupó el Ministerio de Seguridad durante los cuatro años de gestión de Miguel Lifschitz, mantuvo una breve charla con Jorge Lagna, quien días atrás fue reemplazado en el cargo por Rubén Rimoldi.

“Para mí (Lagna) es una buena persona y tuvo buenas intenciones para mejorar la seguridad pública, pero no le permitieron desplegar la gestión. No pudo poner al secretario de Seguridad Pública porque primero lo tuvo a Montenegro que respondía a Marcelo Sain, luego a Bortolozzi que respondía al gobernador y en el último tiempo a Brilloni que también respondía a Perotti. No le permitieron nombrar al jefe de policía ni de logística. Por lo tanto era un ministro que no tenía las condiciones para llevar adelante su política de seguridad. El problema no estaba en el ministro sino en el gobernador”.

Con respecto a los flamantes cambios en el ministerio, Pullaro se mostró cauto: “El resultado se verá en el tiempo, yo no impugno a una persona porque haya sido policía, pero sí entiendo que hay una política errática en materia de seguridad por las diferentes definiciones que trasladaron los ministros. Empezamos con Marcelo Saín que quería hacer una reforma policial separando a la fuerza en diferentes funciones y regiones, y ahora pasamos a un nuevo ministro que apuesta a la unificación y verticalidad con el poder concentrado en el jefe de policía de la provincia”, expuso.

Presunción de pacto

Pullaro endureció su discurso hacia el gobierno santafesino y consideró que “en más de treinta meses de gestión no fue contra las organizaciones criminales. A mí me tocó detener a Los Monos, Alvarado, los Funes, los Camino, los Romero y las principales organizaciones con la misma policía, por lo tanto se puede”.

Y puso el acento en la falta de control en el sistema penitenciario: “En este gobierno a los presos más peligrosos se los puso en pabellones comunes y ahí se empezó a generar el desmadre en las grandes ciudades. Es una definición política que para mí tiene que ver con un pacto con el delito, no lo puedo probar pero tampoco dudo que sucedió. Sacar a los presos más pesados y ponerlos en pabellones comunes implica que dejen de tener un control exhaustivo en requisas y visitas, pasando a compartir con 60 personas más lo que las visitan”.

pullaro-enrico-chiarella-3-1280x719

Ante la gravedad de la denuncia, Pullaro insistió: “Presumo que hubo un pacto con el delito, no lo puedo probar pero no tengo dudas. Cuando vos sacás a los jefes de los pabellones de alto perfil para pasarlos a uno común y durante 30 meses no perseguís a las organizaciones criminales hay un porqué. Para mí fue intentar bajar los niveles de violencia, pero con la delincuencia no se pacta, hay que tenerla siempre a raya. Quien manda es la ley”.

Promesa de acción

Maximiliano Pullaro, que hoy trabaja desde Juntos por el Cambio pero sigue apostando por la construcción de un frente de frentes, se comprometió a ofrecer resultados rápidos en caso de acceder al gobierno: “En seis meses se puede bajar un 40 por ciento el nivel de delito, como lo hicimos en 2016, y después puede haber una caída del delito del 25 por ciento por año”.

Como contrapartida, aseguró que “hoy se redujo tres o cuatro veces el patrullaje en las ciudades importantes y no hay control sobre el servicio penitenciario desde donde se encargan el 80 por ciento de los homicidios. Así es muy difícil mejorar los índices de seguridad. En mi gestión logramos bajar a la mitad los homicidios y delitos, pero un año después volvieron a los parámetros anteriores y este año vamos a tener récord de violencia en Santa Fe”, culminó.

FUENTE: VENADO 24

Newsletter