10 mil rosarinos le dijeron basta a la destrucción del humedal

PROVINCIA 11 de agosto de 2022 Por FM Panamericana
La ley de humedales y la inacción de políticos y la Justicia fueron los ejes. Fue la concentración por el medio ambiente más convocante de la ciudad
78562930jpeg

El oeste rosarino se pone amarillo porque el sol empieza a irse en este miércoles en el que la lucha ambiental tendrá uno de los actos más masivos de su historia. Desde el este, detrás del Monumento a la Bandera, irrumpe el humo de varios focos de fuego en las islas. El más denso está bien enfrente de donde empieza la concentración, a las seis de la tarde. La luna parece alejarse de la columna gris que no cruza el Paraná y se abre paso hacia el sur.

Lo primero que ven los que vienen a gritar “no a las quemas en el humedal”, cuando bajan por calle Córdoba, es esa quema. “Estos focos son a propósito”, repiten pero no dejan de marchar. Avanzan como un ejército dispuesto a chocar con ese humo no tan lejano, la manifestación de un ecocidio que ya lleva más de dos años, extendido por la doble sequía, la del Paraná y la de acciones coordinadas del Estado (de los distintos poderes del Estado).

La recepción es hostil pero el acto se nutre de muchos jóvenes que llegan a pie o en bicicleta, organizaciones ambientales con carteles, y sindicales o políticas con banderas. Una clase media urbana con conciencia ambiental o harta del humo (y también la violencia). “Basta de fuego. Basta de políticos que se hacen humo”, dice un cartón pintado que trajo una familia de Ramallo. Hay representantes de San Nicolás y otras localidades afectadas.

En la radio abierta se escuchan consignas pero como los oradores quedan mirando hacia los focos en las islas no pueden obviar el presente. “Esta tremenda provocación”, dice por ejemplo Matías De Bueno, director del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y sigue: “Es mentira que los gobiernos no pueden actuar, está el Piecas y lo ordenó la Corte Suprema”.

10082022-img_9850.jpg_674994428

Sebastián Martínez, de la Multisectorial por los humedales, toma el micrófono con una pechera de abeja, otra de las víctimas del fuego en el Delta. Les pide a los que sumaron hoy que acompañen el reclamo. “No hay que ser ambientalista, hay que ser conciente. Cuando tengan bronca porque los políticos no hacen nada, salgan, la bronca tiene que servir para algo”, dice e invita a un corte del puente Rosario Victoria con acampe que se hará el próximo 3 y 4 de septiembre.

Esa convocatoria genera un primer debate, un cruce que seguirá más tarde en la asamblea para definir acciones concretas. Sebastián comunica que esa será una manifestación federal (ya definida) y que se organizará en paralelo a otros actos ese fin de semana. Otras voces, como la de Verónica Carrizo, de Alerta Roja Ambiental, pide hacer algo urgente: “No hay tiempo, hay que cortar el puente este mismo fin de semana”.

Newsletter